Anacrónic@

Revista de los Estudiantes de Historia

 Nº 4. Febrero de 2006

Principal
Acerca de Nosotros
Internacionales
Ciudad, Arte y Sociedad
El Abanico de Clío
Anacrónic@ Literaria
Anacrónica Filósofica
En tiempo de Colonia
Cinéfil@
Reseñas
Eventos y Convocatorias
La Caricatura del Mes
Editorial
Convocatoria
El Buzón

 

 

 FORMAS DE SEDUCCIÓN Y OTROS ASPECTOS GENERALES DE LA PROSTITUCIÓN FEMENINA EN UN BURDEL DE PALMIRA 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Andrés Felipe Betancourt (Sociología)

Universidad del Valle,

Cali – Colombia

andresbetancourtsa@hotmail.com

 

 

El método y el Trabajo de Campo

A veces el punto de partida de una investigación puede ser una teoría bien fundamentada (Hammersley & Atkinson; 1983), pero la investigación que se desarrolla aquí, no es producto de experiencias personales anteriores a este trabajo en el campo del comercio sexual, ni de conocimientos propios de una teoría bien fundamentada acerca del objeto, mas bien mi situación como investigador parte de un desconocimiento total de este fenómeno no mas allá que el que relatan los diarios acerca de la trata de blancas, algunos libros de literatura y temas relacionados con violencia que identifican a las trabajadoras sexuales dentro de grupos de alto riesgo. Pero por supuesto esto nos ha de interesar aquí. Debo reconocer que el trabajo ha partido de una curiosidad por el tema, alimentado por las anécdotas que han dejado un buen gusto en un grupo de mis compañeros que compartieron la secundaria conmigo, y que retrataban con gracia situaciones en centros nocturnos cuando nos reuníamos en compañía de unas botellas de etílico.

 

La investigación en este campo no es fácil – ¿que investigación lo es? -, pero debo admitir que ha sido como caminar entre la espada y la pared, pues mi posición de investigador estaba oculta bajo la máscara de cliente, lo que implicaba ser hábil para preguntar sobre lo que me interesaba,  y alimentar la posibilidad de que mi interlocutor lograra conmigo lo que se proponía, pero sin llegar al acto, y además entretener a estas mujeres para que la conversación fuera fluida y esta no perdiera el interés en mi.

 

La investigación sociológica se efectúa con mayor frecuencia seleccionando una región que satisfaga determinados requisitos (Fals Borda;1961), pero llegar al lugar en el que me propuse desarrollar la investigación me tomo tiempo; tiempo y dinero, visitando otros lugares como reservados y burdeles, para coincidir en que este me convenía, pero esta experiencia fue fructífera en tanto me ayudaron a formar diferencias entre los lugares y determinar rasgos relevantes, y entender como se presentaban las características particulares de los diferentes elementos que se presentan como una amalgama funcional que pasa por desapercibida.

 

Establecer los medios y los elementos en esta investigación de orden empírico a fin de lograr los objetivos, es sin lugar a duda el primer problema a resolver; pues la elección del lugar me ha llevado tiempo y es a priori a la observación directa en este caso observación participante (OP)  y el contacto personal que la disciplina etnográfica considera indispensable. Luego de pasar por distintos centros nocturnos dedicadas al negocio del comercio sexual, Champang, flores frescas, y Azafatas night club, decidí desarrollar el trabajo en los helechos pues las políticas de consumo del lugar hacen de este más económico para el trabajo que desarrolle. La investigación inicialmente partía de la observación de aspectos generales -que es perfectamente posible- mediante una observación flotante, pero luego se le dio un matiz más definido tomando como objeto las formas de seducción que estas mujeres desarrollan para lograr su fin principal; Ejercer la profesión a fin de sustentar sus necesidades básicas. Para la obtención de los datos hice uso de tras grandes modalidades:

-          Observaciones Libres que consistía mediante la observación participante recoger impresiones descripciones, y escenas de la manera más minuciosa posible.

-          Entrevistas itinerantes, resultado de la conversación y contacto con las trabajadoras sexuales en su lugar de trabajo, no son entrevistas formales sino conversaciones libres donde integre preguntas que me pareciesen necesarias para mi trabajo

-          Entrevistas en profundidad: estas son el resultado cuando se conseguía prolongar el contacto, se entrevistaba a la trabajadora donde le revelaba mi condición como investigador, estas entrevistas llegaron a durar a hasta 4 horas, algunas fueron grabadas y otras reconstruidas cuando no permitían que fuesen grabadas su respuestas.

 

Las notas de campo, resultado del trabajo de campo fueron clasificadas bajo los siguientes encabezamientos: a) formas de seducción sensualidad y erotismo, b) dinero cobrado, c) discriminación del cliente, d) establecimiento, e) lo que se habla, f) relaciones por fuera del trabajo, g) relaciones amorosas, h) lugar de procedencia, i) tiempo en el lugar de trabajo y j) actores.

 

Finalmente se ha hecho uso de materiales bibliográficos sobre el tema, libros, monografía, tesis, y documentos localizados en Internet, estos documentos fueron cruciales, cómo dice Atkinson para “no ir con las manos vacías” y estudiar las relaciones entre las trabajadoras sexuales y su entorno.

 

Ahora, es imprescindible determinar hacia que tipo de público va dirigido este trabajo empírico y encontramos que puede ser útil –por sus descripciones- a estudiantes o docentes que desean “datearse” sobre este fenómeno y hacerse de algunas consideraciones metodológicas y de información sobre los aspectos que este puede ofrecer. Cabe anotar que este trabajo precisa una lectura sin mayores complicaciones, por lo que puede ser leído también por un público no especializado.      

 

En el mundo del comercio sexual existen varias nomenclaturas que corresponden a la prestación de servicios sexuales de mujeres retributivos de forma monetaria; golfa, prostituta, fufurufa, puta. Resulta clave definir el concepto al que se hará uso en esta investigación y nos referiremos a ellas como trabajadoras sexuales[1] pues el término prostitutas se encuentra cargado de prejuicios y carga moralista y los otros, que se consideran sinónimos, no son más que formas despectivas bien conocidas  en el lenguaje cotidiano calificadas como palabras de grueso calibre.

 

Sobre el trabajo de campo

En el mes de marzo de 2005 decidí efectuar un estudio en la ciudad de Palmira sobre el tema de trabajadoras sexuales, después de darme cuenta que no era conveniente retomar un trabajo anterior sobre un grupo de sicarios, pues estos no se encontraban en un solo sitio y no se conocían entre sí, así que captar las condiciones de los modos de vida y el significado que estos le atribuyen como grupo se dificultaba significativamente. Así que tome este tema e identifique el lugar que mejor satisficiera mis objetivos. La relativa cercanía del sitio a mi lugar de residencia fue uno de los aspectos a favor, durante toda la fase de investigación no me mostré como investigador sino que encarne el papel de cliente, pues revelar mi propósito impactaría de forma negativa en la recolección de los datos, por la lógica razón de que ninguna invertiría su tiempo en un hombre que no va a usar sus servicios y por supuesto no le va a remunerar, así que toda la fase de trabajo de campo se desarrolló de esta manera, de incógnito, luego se realizaron las entrevistas. La primera vez que fui al sitio llegue con un vestuario mas bien festivo, pero en este lugar es mejor no llamar la atención, así que las veces siguientes fui con un vestuario más descomplicado, lo que me permitía pasar desapercibido. Las veces siguientes fui acompañado de algunos amigos que se ofrecieron a acompañarme, me di cuenta que son mejores los resultados y mas si se tiene un caneca o una botella de aguardiente en la mesa,  por la sencilla razón que quien se toma un cerveza es porque seguramente no tiene dinero para una caneca o botella de aguardiente y por consiguiente no tiene dinero para contratar los servicios de una mujer. Me dote de una pequeña grabadora que llevaba bien escondida y me dediqué a observar y entablar conversaciones con las trabajadoras  sobre aspectos que eran convenientes. Seguí visitando el lugar los fines de semana cada ocho o quince días, y haciendo amistades con la fatalidad que muchas de estas mujeres emigraban a otros sitios por fuera de la ciudad, lo que dificultaba obtener una entrevista profunda. A mediados de mayo di por terminado el trabajo de campo y me dediqué a escribir.

 

 

“Los Helechos”

Los helechos se encuentra en los límites hacia el sur de la ciudad de Palmira, si no fuera por este tipo de plantas que adornan la entrada diría que su nombre ha sido bien puesto, pues tanto el vegetal al igual que el lugar nocturno comparten la característica de ser antiguos y bien conocidos. Pero por supuesto, no por su elegancia. El lugar está situado en la periferia de la ciudad, concretamente en el sur, en el barrio Zamorano que es reconocido por tres particularidades;  Ser una colonia Nariñense, sus pobladores son mayoritariamente trabajadores del Ingenio Azucarero Manuelita  y  por el  alto índice de delincuencia que marcó el sector años atrás, aunque ahora las personas que viven en el barrio admiten vivir en la actualidad tiempos más tranquilos, después de la desintegración de la banda delincuencial de los Vampis; No obstante, la gente que vive por fuera de este barrio sigue referenciándolo como peligroso. El barrio tiene la característica de un barrio popular, con discotecas, sus ventas callejeras de tipo comestible, y la congestión de personas en la calle los fines de semana, sobre todo en las horas de la noche y que se acentúa el fin de semana. Las personas que viven en este barrio se sienten lejos de la ciudad, tanto que es común escuchar a sus residentes decir que van para Palmira cuando quieren decir que irán al centro; se sienten pues, tan propios del barrio y tan distantes de esa Palmira céntrica, de comercio, administración y lugar privilegiado de intercambios (Castells; 1972). En este lugar sus habitantes han construido su propio comercio, al punto de encontrar en el barrio muchos de los negocios que existen en el centro, tales como: ferreterías, panaderías, tiendas de ropa de marca y de menor valor, artesanías, licoreras, bares, iglesia, estación de policía, y una Galería móvil el fin de semana, y por supuesto nuestro objeto de estudio, una casa de lenocinio que atiende la amplia población del sector y que por ser el único sitio de este tipo en el sector siempre es bueno y concurrido.     

 

La puerta de los helechos es metálica y de color negro, siempre cerrada, a  los lados de la puerta una hilera de motos de todo tipo, los automóviles aparecen en menor proporción. Si llegas en una motocicleta debes pagar antes de entrar el valor del parqueadero que son 1.000 pesos, te entregan una ficha y te requisan minuciosamente por uno o en algunos casos, y según la congestión del sitio por dos guardias de seguridad, con los que nadie quisiera tener problemas y ahorrarse la fatalidad de salir mal librado. Entramos en  el lugar, que no es visiblemente agradable, el piso era en cemento sin pulir, no era uniforme, las mesas eran cuadradas de diferentes colores y sin ningún orden, los asientos eran sillas de plástico -Rimax- y una barra de madera. El techo esta forrado con costales de cabuya, y las luces bombillos pequeños de colores los mismos que usan en las casas del campo para alumbrar en diciembre, pero aquí se usan todos días sin importar la fecha.    

 

Algo es curioso, y es que las mujeres atienden en ropa interior  y algunas en vestido de baño, esto parece ser normatizado, o más bien, es el uniforme de la cuasi-desnudez que en Chile le llamarían “café con piernas”. En el lugar el licor es más barato, la cerveza la venden en botella y cuesta 1.800 pesos cada una, y la caneca de aguardiente 18.000 pesos.  Debo admitir que las referencias sobre el sitio eran malas antes de venir, un -Dump site-, y pensé con que me encontraría con un sitio donde los precios de consumo son  más baratos, un lugar poco agradable para tus ojos, y los servicios de una mujer por debajo de precio y ellas por supuesto faltas de gracia. Todo fue como me lo esperaba excepto que las mujeres, eran más atractivas a comparación de los otros sitios más céntricos dedicados a esta actividad.

       

Factores motivadores

Los factores que intervienen en el ingreso al mercado del comercio sexual son diversos, el económico aparece como factor determinante en forma manifiesta entre las trabajadoras sexuales; la pobreza, el desempleo,  poca competitividad laboral, deficiente ingreso familiar, son condiciones objetivas que la trabajadora sexual argumenta para justificar su estrategia de supervivencia. “Lo que pasó es que mi familia perdió la casa y las tierras por una deuda de juego de mi papá, y mataron a mi papá /  y nosotros éramos muchos en la casa /  Busqué trabajo como mesera en los restaurantes, pero pagaban muy poquito no ayudaba sino para pagar un servicio porque me tocaba por turno y eso no da nada / luego me fui como empleada de servicio en esas fincas que hay por allá cerca y eso sólo lo tienen para hacer aseo los fines de semana y le dan $10.000 por los tres días. (Viernes, sábado y domingo).”  Pero es también la fuga o la expulsión de su círculo familiar, otro factor asociado a vincularse a este trabajo “Mis papás estaban en desacuerdo con que tuviera mi hija, sobretodo mi mamá, ella nunca me lo perdonó, a mi me tocó irme de la casa para responder por mi hija, ellos creen que estoy trabajando en Bogotá en un almacén de ropa y con la plata que gano mantienen a mi hija /  no, yo los mantengo a todos” . Otro de los factores latentes es el placer que siente al tener relaciones con diferentes hombres sin satisfacerse completamente (Ninfomanía). “Aquí viene una niñita muy bonita que viene de turno, ella no tiene ninguna necesidad económica para hacer esto, solo lo hace por gusto; esa niña es menor de edad y mi patrón dice que la deja trabajar aquí porque seria un peligro para ella trabajar en la calle donde no tendría ningún tipo de seguridad como la tenemos en este negocio, además esa niña ya tiene sus clientes fijos y por eso no la han dejado ir, pero no, la peladita vive bien con sus papás como para que se venga a mal gastar su vida aquí”.

 

La trabajadora sexual es nómada en todos sus ámbitos económico, territorial, sexual, en tanto su trabajo lo requiere movilizarse por distintos lugares del país buscando constantemente donde su trabajo es mejor remunerado; su nomadismo también es sexual, pues pasa de cuerpo en cuerpo sin fijarse en una promiscuidad excesiva,  sin dejar de lado las orgías. Se conoce que existen trabajadoras sexuales que no las motiva los factores anteriormente mencionados tales como el desempleo o la pobreza, sino el mejoramiento de su estatus adquiriendo objetos de valor que mejora su calidad de vida que ya de por si es buena, aquí no encontramos esta motivación en las trabajadoras sexuales, pues estas cobran por debajo de los precios que se han establecido en otros lugares, mejorando únicamente sus necesidades básicas de supervivencia y regularmente las de su familia.

 

“Yo gano, tú ganas, mi jefe gana”

En el comercio sexual los diferentes actores involucrados consiguen de diferente forma una retribución, por ejemplo, la trabajadora sexual recibe dinero por parte del cliente a cambio del servicio sexual que esta le presta, los valores difieren según las exigencias, así el “sexo normal” que consiste en penetración vaginal, caricias y felación  con condón  vale $30.000 pesos, sexo  anal puede variar entre 40.000 y 80.000 pesos ya que es un acto valorizado por la incomodidad de la trabajadora sexual, los besos también tienen un costo aunque hay mujeres que los dan como estrategia de seducción “yo no doy besos a lo clientes porque yo cobro por ello / una vez un tipo me dijo que lo besara y yo que no, es que el era muy feo / me dijo le doy cien mil por un beso y yo le dije hágale, me los dio y le di el beso”.

 

 Las trabajadoras sexuales no ganan solo lo que les paga el cliente porque ésta le preste sus servicios, ellas ganan en algunos lugares lo que llaman “fichas” que son bonos por cada consumo del cliente y que es registrada en un libro de contabilidad donde ella con anticipación se ha registrado, así pues, si el cliente con que ella esta sentada en una mesa se toma una botella de aguardiente a ella le dan $8.000, por caneca consumida $4.000, con el propósito de generar mas ingresos cuando un cliente les pregunta que quieren tomar ellas piden cremas de Wiskhy pues son pequeñas y dejan a la trabajadora $ 3.000 pesos. Los show´s privados  también son una forma de generar ingresos en tanto cada uno cuestas $ 15.000 y lo hacen por 5 minutos, su costo es alto pues implica un esfuerzo físico de la trabajadora, además de presentarse desnuda ante la mesa, y en segundo lugar a todos los concurrentes del lugar que corren a coger puesto cerca de donde se presenta el show.

 

Las trabajadoras tiene también sus técnicas para ganar mas dinero, por ejemplo: ante una propuesta de un cliente de hacer cosas por fuera de lo que se considera “normal” las mujeres se comportan difíciles de acceder a fin de que el cliente aumente el monto por que complazca su placer, la trabajadora por su parte ha medido anteriormente la capacidad de pago del cliente mediante la observaciones y la interacción verbal “cuando un cliente me dice que lo hagamos por detrás yo siempre le digo que no, que a mi no me gusta que me la metan por allí, que son muy poquitas las veces que lo he hecho por ahí,  porque no me gusta, entonces el me dice que me da tanto y yo le digo que no y que me da tanto mas a la final uno le dice que sí pero cuando ya le a dicho que la va a dar suficiente” 

 

Por otra parte el dueño del club privado genera ingresos para sí de dos maneras: 1 – por el consumo de licor de los clientes que están por encima del precio que se paga en una tienda o un estanco, pero más baratos que una discoteca en la ciudad. 2 -  El alquiler de la pieza que vale 5.000 o 10.000 pesos según la capacidad del cliente, y finalmente la “multa” que es el valor que se paga por salir con una trabajadora del lugar, el precio varia según la hora en que se quiera salir con la trabajadora, así pues si se quiere salir entre las 8:00 y 12:00 de la noche el cliente deba pagar 40.000 pesos a la 1:00 a.m.,  30.000 pesos y así sucesivamente se ajusta hasta la hora el cierre, cuando salir con una trabajadora cuesta 10.000 pesos, pero es claro que este precio está por fuera de los servicios que preste la trabajadora. El cliente no gana monetariamente, pero sí satisfacer sus propósitos  y pasar un momento con alguna trabajadora.                     

 

FORMAS DE SEDUCCIÓN

“no hay nada mas difícil que un principio”

Lord Byron

Las miradas

La mirada hace parte del argot que se comparte en el escenario del comercio sexual, es un código dotado de significado que varia según las circunstancias, pero mas fácil de comprender que un simple guiño de ojo, pues en este espacio los roles están definidos; las mujeres prestan servicios sexuales y los hombres que concurren al lugar, gustan de estos. “…cuando no le quitan la mirada a uno, ¿porque qué le ven?, sino es porque quieren acostarse con uno”. Las miradas en este sitio es frecuentemente el primer punto de contacto, desde el momento en que llegas eres objeto de detenimiento visual por parte de un  alter, el guardia de seguridad que te observa de lejos y sin palabras te advierte que si quieres entrar al lugar debes detenerte a un requisa, pero este tipo de mirada es diferente a las miradas femeninas de las que eres presa en el interior del lugar y de igual forma la mirada que como cliente aplica sobre ellas. La mirada es anterior al contacto oral y es mediante este último que la trabajadora arma imágenes de la intención del cliente. El prostíbulo es un sitio de encuentro con los otros, además de ser un sitio de comercio sexual e intercambio de intereses, como también el principio de relaciones  erótico/amorosas o simplemente de tipo amistoso y es esta multiplicidad de relaciones posibles la que propicia de igual manera, una gran variedad de modos de ver a los demás.   

 

Mirada femenina la trabajadora sexual

Como dijimos anteriormente la mirada es el primer punto de contacto, la mirada es autónoma pues no se da por obligación sino a quien se quiere dar, es una forma de llamar la atención del cliente y de lograr un primer encuentro visual cuando este capta el sentido y corresponde de la misma manera, es este el primer paso para un encuentro de tipo sexual o simplemente en el menor de los casos no pasa de ser un “encuentro visual efímero”. “…ahora que iba para el baño vi,  al muchacho que te conté / con el que estuve ayer, el me quedó mirando, yo también pero no le dije nada /  -¿Por qué no le hablaste?  / No, como yo estaba ocupada / como yo estaba en la otra mesa / con ese señor entonces no”.

 

Por supuesto la trabajadora sexual tiene total dominio a quien y cuando quiere mirar a alguien pero no discriminan a ningún hombre “a veces uno se queda mirándolos fijo, así [me mira diferente] toda, como dándole ganas / yo no tengo ninguna preferencia, negro o blanco eso es igual, uno llega y se monta ¡si, si, dame papi, si, si! –se mueve en el asiento hacia delante y atrás- y el man se desarrolla y ¡listo! ” . La forma de mirar no es solo usada para hacer un primer contacto con un hombre, sino que también es usada en los diferentes momentos que se desarrollan según el espacio “uno cuando baila, por ejemplo / un trance, un regueton, uno se mueve y lo mira como seductora, como si se lo quisiera comer ahí, y lo toca y lo soba”. Por ser un prostíbulo donde las mujeres prestan sus servicios a los hombres es mas frecuente ver el sexo masculino frecuentando el lugar, en muchas ocasiones los hombres llegan acompañados de amigas o esposas, las trabajadoras se sientan con las parejas en las mesas, pues muchas de estas mujeres no encuentran inconveniente en prestar sus servicios a un hombre y su novia o amiga siempre y cuando se pague por sus servicios.

 

-          ¿Que me dices si te propongo que entremos mi amiga y yo contigo?      

En este momento mi cuerpo no es objeto de miradas sino que el cuerpo de mi acompañante femenina es reparado completamente.

No hay problema…podemos probar.

-          ¿Y cuanto te vale?

-          Treinta tuyos y treinta de ella.

 

Luego me entero que ésta trabajadora es abiertamente bisexual, y además, en cuestión de placer prefiere a las mujeres, pero por su trabajo no le ha impedido cobrar a mi por un lado y mi acompañante femenina su parte.    

 

La mirada masculina del cliente

Si la mirada de la mujer tiene por objeto llamar la atención del cliente, la mirada del hombre-cliente no debe desconocer su carga de significado. También el hombre cumple su papel de seducción, de lograr su propósito sexual sin cancelar el valor de los servicios de la trabajadora; si la relación entre trabajadora – cliente es recíproca en tanto la primera ofrece placer sexual y el segundo le entrega una recompensa monetaria, detrás de la mirada del hombre se esconde el inicio  -en algunos casos- de una transformación de las relaciones convencionales, pues mediante la seducción que empieza por la mirada el cliente busca intercambiar placer por placer. “algunos lo miran a uno y a veces uno no se ha dado ni cuenta, cuando uno se da cuenta uno va y le pide un trago y se sienta, pero ellos creen que porque se gastan 10.000 pesos y lo tocan y uno se deja uno se los va a dar sin cóbrale”.

La mirada masculina tiene la particularidad de remitirse a segmentos corporales de la trabajadora sexual pues “a uno tiene que gustarle algo para poder acostarse con una puta / eso es fijo” , la mirada del hombre va directo a la parte del cuerpo por la que siente mas placer de observar, por tanto puede variar según el gusto de quien observe. “lo primero, lo primero, las tetas, me gustan ni tan grandes ni tan chiquitas…paraditas, no escurridas”, “me gusta mucho verles las nalgas, sobre todo los grandes y que se pongan el hilo”.               

 

Semidesnudez los movimientos

Las trabajadoras sexuales en algunos sitios trabajan con prendas tales como Jeans, faldas, blusas que tiene la particularidad de ser apretadas permitiendo dibujar su figura. En este sitio en cuestión, las mujeres trabajan en ropa interior o en traje de baño de dos piezas, con detalles que llamen la atención tales como el encaje en la ropa interior, ligueros o transparencias, en el caso de los vestidos de baño escotados y tangas brasileras que son mas descubiertas, pero ninguna en la total desnudez  “no aquí no hay reglas / ah!! Si / a nosotras nos dicen que tenemos que  atender en ropa interior y que la que pelee con otra se va” el semidesnudo es la novedad que presenta este sitio pues en ningún otro lugar de la ciudad las mujeres se ofertan con estas prendas minúsculas. El tipo de música también es objeto de detenimiento en tanto esta determina el ritmo y la forma de baile que se desarrolla; así pues, es la música salsa exige que quienes la bailan lo hagan distanciadamente y no da lugar a roces de las partes cargadas de erotismo, por su parte el regueton facilita el acercamiento y roses de los cuerpos, acrecentando el erotismo en el baile.

 

Muchas mujeres hacen uso del baile para ofrecerse, no necesariamente bailan con hombres, bailan solas o con un grupo de de trabajadoras del lugar, a fin de que los clientes observen sus movimiento y las inviten a sentarse en la mesa “veces uno llega coloca música, ¡a mi me gusta colocar la música! Eso me desestreza  y sale uno a bailar en la pista con las otras muchachas para que lo vean y empezamos a recochar a cogernos las nalgas, a bailar pegaditas y sensuales lanzando una que otra miradita traviesa al cliente, y si uno le gusta a un cliente pues el lo llama a uno y lo siente en la mesa . otra forma de seducción en que se hacen uso los movimientos se presenta por fuera de la pista de baile, o sea, en la mesa en donde el cliente se encuentra, luego de sentarse y hablar con el cliente estas se levantan y se le sientan al cliente en las piernas y empiezan a moverse de forma provocativa, es esta una forma muy usada por las trabajadoras sexuales, es en cierta forma el “ritual de los cuerpos que se rozan” a fin de seducir al cliente antes de ofrecerles sus servicios a cambio de dinero.

 

Técnicas sexuales

Llamaremos técnicas sexuales a las diferentes formas que las trabajadoras sexuales usan para excitar a un cliente en la intimidad. Muchas de las trabajadoras sexuales coinciden en desarrollar el papel activo en una relación sexual con un cliente, pues esta lógica obedece a que las trabajadoras sexuales pretenden pasar el menor tiempo posible con el cliente, excitándolo de tal manera que este llegue a su clímax en el tiempo mas breve posible para dar por terminado el servicio, las mujeres asumen el control para poder tener dominio sobre la excitación del cliente, y hacen uso constante de gemidos, aspavientos, gritos orgásmicos y poses fantasiosas, fingiendo una excitación plena, pues esto estimula al cliente, logrando así la trabajadora su propósito, “Vea, cuando uno entra a pieza con un man, uno llega, se le monta encima o se pone en cuatro y empieza uno a decirle -ay si papi que rico, dale mi amor, uy si ah! Ah! Ah!, si si dame mas, dame mas- a uno le toca hacer todas las poses del Kamasutra y hasta mas, porque entre mas rápido llegue el man mejor ”. Otros clientes buscan hacer con ellas lo que no podrían realizar con sus parejas, fantasías que llegarían a ser reprochadas por sus compañeras, tales como simulación de violación, escenas con carga violenta o fetichista, orgías, sadismo, entre otras… “un man le gustaba que me colocara falditas, que el llevaba y me decía que me agachara y me decía en poses ponerme, y sin necesidad te tocarme el llegaba. A otro le gustaba que me colocara una almohada en el estomago y que me acostara boca abajo y que me moviera de un lado para otro… Un tipo me pagaba por acostarme y hacerme la dormida y me decía que hiciera como si fuera su mujer y que yo estaba con otro y que el me pegaba, el tipo se metía en un rollo todo raro, hay unos mas cochinos que te piden que les orines en la cara.” las técnicas varían según el tipo de cliente, en particular cuando las trabajadoras sexuales prestan sus servicios a mujeres, ya que utilizan una serie de “juguetitos” y acciones eróticas para lograr  lo que ellas esperan de sus clientes, que lleguen al clímax “Si, con las mujeres es la plata mas fácil que uno se puede ganar. Uno no se desgasta porque no hay penetración ni nada, solo es tocarlas, tener mucha imaginación, utilizando los juguetitos para hacerlas llegar, besarlas , este servicio para algunas de las trabajadoras puede ser “fácil” pero para otras es desgastarte ya que la no comparte sus inclinaciones sexuales debe fingir un placer no existente, o buscando formas para evadir la realidad haciendo uso de drogas, alcohol o ideando formas de distracción,

 

Los clientes

Regularmente los clientes que incurren en este sitio son clientes del sexo masculino y habitúales, procedentes del centro de la ciudad o del mismo barrio, son particularmente hombres jóvenes de no más de 35 años pero no menores de edad ya que la entrada es restringida por los guardias de seguridad. Los clientes ocasionales son particularmente clientes de las afuera de barrio y sus motivos para visitar este lugar y no otro pueden ser diversos, pero dos son los motivos mas corrientes: por la lejanía de la ciudad del centro aminoran las posibilidades de ser vistos por otras personas que los conocen y la segunda, la particularidad de que las mujeres atienden en ropa interior. Por su parte los clientes  del mismo barrio encuentran que sus motivaciones son de tipo económico pues no deben gastar dinero de ida y vuelta hasta el centro de la ciudad para ingresar a un centro nocturno

En menor proporción llegan clientes de sexo femenino y sus motivaciones son diversas, pues unas asisten al lugar a fin de saciar sus necesidades homosexuales que algunas trabajadoras complacerán por dinero; algunas de las trabajadoras sexuales se declaran abiertamente homosexuales y que encuentran en las clientes femeninas una forma de gozar plenamente de su sexualidad, aunque habitualmente presten sus servicios a los hombres, pero también hay trabajadoras sexuales heterosexuales dispuestas a complacer los deseos sexuales de las clientes por dinero pero que durante todo el acto se sienten indispuestas e incapaces de seguirlo aunque no se lo demuestren a su clienta ya que las mujeres –clientes- pagan muy bien por los servicios. Vienen lesbianas, para que uno les haga un show… o le pagan para que uno se las coma… ellas le pagan a uno 100 o 120, hasta 150 depende de lo que uno le haga, por ejemplo ella me dio 100 mil por  30 minutos. el uso de drogas es muy cotidiano entre las trabajadoras sexuales, quienes dicen usarlas según el contexto en que se encuentren, ya sea por gusto o adicción a ellas o porque solo bajo los efectos de las drogas tienen el valor de realizar actos que comúnmente no serian capaces de consumar yo me dejo que ella me haga sexo oral, que me toque, pero yo no hago nada solo me dejo, a mi eso no me gusta. En esos días me toco periquearme para poder estar con ella, yo ahora no meto, solo cuando me toca hacer cosas que solo loca las puedo hacer; otras de las entrevistadas afirma que solo las usa cuando tiene relaciones anales “Si, pero no me gusta, he tenido problemas ya con el colon, estreñimiento. Pero pagan muy bien por hacerlo. Me toca periquearme para que no me duela. Eso molesta, cuando voy al baño me duele.”

 

Las clientes mujeres no viene solo a buscar tener relaciones sexuales pues al igual que algunos clientes hombres solo pagan para ver show´s privado en la mesa o simplemente que hablen con ellas mientras consumen licor. También hay otras personas involucradas en este ámbito que no buscan  servicios sexuales, son grupos de hombres y mujeres que asisten al lugar por diversión y esparcimiento, otras en cambio asisten por sospechas de que sus esposos frecuentan estos lugares y sostienen alguna relación sentimental con alguna trabajadora del sitio. “Si,.. a veces vienen y se sientan a tomarse una cerveza o a esperar a que entren, se ponen a hablar con uno, es mas aquí venia una señora y me invitaba a tomar cerveza, en esas iba saliendo el esposo con otra vieja cogido de la mano y con que amorío, y lo cogió y le dijo un poco de cosas, le pego, eso lo agarro de las mechas y le pego que insultada a la vieja”  Otras acuden a demostrar su inconformismo y rechazo a estas trabajadoras, siendo protagonistas de escándalos, burlas y amenazas, “Si a veces vienen mujeres…se sienta se toma una cerveza, vienen a criticar y nos dicen que putas, perras…eso es horrible, yo no se para que vienen… a esas viejas las sacan del negocio, para evitar escándalos”.

 

  “El amor se paga con amor”

Las relaciones sentimentales y las trabajadoras sexuales.

 Ya sabemos que la trabajadora sexual presta un servicio de satisfacción y entrega su cuerpo a cambio de dinero, pero su condición no la excluye de la necesidad humana de encontrar un alter a quien entregarle demostraciones de amor sincero. Muchas de estas trabajadoras sexuales comparten su vida sentimental con su  esposo, novio o “mozo”, en este punto es necesario hacer una diferencia de lo que significa cada una de estas personas para ellas. El esposo es con quien convive cotidianamente y regularmente es el padre de sus hijos, esta palabra designa una relación formal mediada por la institución del matrimonio, particularmente las trabajadoras sexuales que tienen esposo trabajan por turnos, ya que esto les permite permanecer en el día en su casa y cuando este viaja a trabajar uno o dos días seguidos, sin que su esposo se entere ella se prostituye, también se presenta que su compañero sabe en que trabaja pero lo acepta. El novio es también una relación formal que al igual que el esposo se desarrolla por fuera de su lugar de trabajo, es con quien se desarrolla una relación sentimental y se contraen relaciones sexuales sin ningún costo, los novios de las trabajadoras pasan por ellas luego que terminan la jornada de trabajo o en ocasiones ingresan al negocio se sientan con su novia y consumen licor para que ella gane las “fichas”. Las diferencias entre novio y mozo no son muy marcadas, es difícil diferenciarlas, pero particularmente los mozos son clientes habituales que gastan dinero con las trabajadoras, pero a diferencia del novio pagan dinero por los servicios que la trabajadora le presta, no es una relación formal como el noviazgo pero implica en que si el mozo llega al club nocturno la mujer debe atenderlo exclusivamente a él, es como una especie de contrato en donde la prostituta gana las fichas que cumule por el licor que este consuma además del pago por los servicios que ella le preste .  No eso es un mozo, el mozo es un man que viene y siempre que viene uno lo atiende entonces le gasta, es como un novio, pero…por ejemplo aquí viene un man que es el mozo de una de ellas, ese man viene y toma, se sienta con ella porque sabe que ella esta trabajando y toma trago y le deja las fichas de lo que consumió a ella. Un novio es una man por fuera, el que uno quiere y lo hace y se siente bien, pero hay tipos muy celosos.” , muchas veces los problemas que se presentan en estos centros nocturnos se deben a que se encuentran el novio y el mozo con la trabajadora y los dos reclaman atención, por lo que frecuentemente terminan en disputas.

 

Las relaciones sentimentales no son siempre heterosexuales, sino también homosexuales, las mujeres comparten la vida sexual con otras mujeres ya sea de afuera o que trabajan en el mismo establecimiento, son pareja y comparten la misma habitación.  “…hay dos muchachas que son lesbianas, a mi si no me gusta eso, yo prefiero los hombres pero si una mujer me paga pues yo me voy con ella pa` pieza… aquí hay dos mujeres que son las que hacen show lésbico, ellas son pareja, están casadas, trabajan aquí, ellas duermen juntas.. ”

 

Los deseos de encontrar un alter significativo para su vida sentimental siempre está presente en el grupo de las trabajadoras sexuales, no descartan la idea de encontrar una persona que se enamore de ellas y estas se identifiquen sentimentalmente con esta persona, en otras palabras, que se desarrolle una reciprocidad sentimental no basada en permutas económicas sino en interacciones afectivas a fin de consolidar un hogar, pero entienden que su condición de trabajadora sexual es un limitante para que un hombre se comprometa sentimentalmente con ellas “en este mundo es muy difícil que un man se interese por uno si no es por sexo. Hay tipos que a uno lo tratan bien y son cariñosos, hasta le dicen que se la van a llevar a vivir, pero es muy difícil que un hombre te aprecie… por lo que es uno, y no por el sexo… hay muchos manes que quieren que uno sea la novia de ellos pero lo que quieren es acostarse con uno y que no les cobre ”, por otra parte existen las mujeres que esperan que alguien solvente se enamore de ellas y las lleve a vivir en otro lugar  -la figura del príncipe azul- así sea que estas no sientan un enlace sentimental con estos, “para que nos vamos a decir mentiras…a mi un man que tenga plata y me saque a vivir bueno me dice que me quiere llevar a vivir me voy…después de que me de lo que necesito y me mantenga  me voy con el, así sea un viejito ya para morirse total que me de plata, lo demás lo consigo con un mozo”      

 

Lo que se habla

Como dijimos el contacto verbal esta antecedido del contacto visual cargado se insinuaciones simbólicas; un guiño, una mirada profunda, o en el peor de los caos una mirada de desprecio, que quien lo recibe lo traduce y lo entiende, determinando las acciones que este llevará a cabo mas delante. Muchas de las trabajadoras se sientan con el cliente comparen unos pocos minutos, se le insinúan con movimiento o tocándolos, o los invitan a bailar, en todo este tiempo la interacción verbal no va mas allá del saludo, para al poco instante de haberse sentado lo invitan a pasar a la pieza en el momento mas propicio lo cogen y lo dirigen a la pieza pero antes de entrar al cuarto le piden el dinero por adelantado. Los temas son particularmente relatos de la cotidianidad, tanto los clientes como las trabajadoras sexuales coinciden en relatar anécdotas pero también hay quines hablan de las desilusiones amorosas y o las disfunciones matrimoniales y las trabajadoras hacen el papel de “psicólogas” y aconsejan a sus clientes como mas les convenga a ellas. “a veces le cuentan que la esposa lo engaño, que se separaron, que la novia lo dejo y uno hay si pobrecito que esto, que si que tranquilo, a veces uno los aconseja, por ejemplo una vez llegaron unos muchachos y me decía que uno la novia lo engaño, otro que la novia lo dejo, y el otro…. no me acuerdo…bueno, todos estaban despechados y me contaron y los aconseje, les dije que hacer y uno me dijo que si la novia le decía que se casaran pues que el se casaba y yo – ah, si, umm uh! Y luego volvió, que se iba a casar y que m invitaba al matrimonio…tan payaso y que voy a hacer yo allá.”    

 

 

Notas de Pie de página


 

[1] Entendamos  aquí,  Mujeres que de manera regular ofrecen sus servicios para participar de actividades sexuales a cambio de dinero, que regularmente es de tipo monetario. Aunque la organización internacional del trabajo (OIT) sea ambiguo y use por igual el termino prostitutas y trabajadora sexual, puede resultar incorrecto a estas alturas seguir usando el termino pues en Colombia no ha sido legalizados o institucionalizado la prestación de servicios sexuales, por lo que pueda constituirse legitimante como un trabajo. Otra opción seria hablar de amor comercia como lo ha definido el antropólogo Elías Sevilla pues resulta ser un termino muy neutral y por supuesto desprovisto de personificación

 

 

 

ANEXO

ENTREVISTAS

Entrevista 1

¿Hace cuanto que trabajas en el negocio?

Hace dos años y hace 6 meses aquí en Palmira, antes trabajaba en Manizales y Cartago.

 

¿Porque decidiste trabajar en esto?

Esa es la pregunta del millón, (se coge la cara y sonríe), es  que a mi no me gusta que me pregunte por eso, siempre los hombres le preguntan a uno que porque, que si tengo hijos, ese tema no me gusta… Porque mi mamá se quedo sin trabajo, ella vendía arepas en Manizales y yo también me quede sin trabajo y nos iban a echar de la casa, y teníamos deudas, tocaba pagar facturas de servicios… ¿Vivian ustedes solas?, - no, con mis dos hermanos, mi hermano el del medio y la menorcita, entonces una amiga me dijo que trabajáramos en eso y yo le dije a mi mamá que me iba a trabajar en esto, y ella me dijo que no trabajara en esto que no era para tanto, y le dije: que no nos podíamos morir de hambre y hay muchas facturas que pagar y deudas que saldar, a ella no le gusto, pero que mas hacíamos, ahora pues ya están un poquito mejor y ya terminamos de pagar la casa y mi hermano en este año sale de 11 y es una responsabilidad menos. Y cuando el ya empiece a trabajar yo me salgo de esto.

 

¿Por qué no te quedaste en tu ciudad trabajando?

No, yo trabaje un tiempo allá, yo inicie allá, y a la tercera semana de trabajar allí, un amigo me vio y a mi me dio mucha pena… no, que pena, y por eso me mandaron para Cartago y luego me vine para acá. En donde inicie me cambiaron el nombre me colocaron este, Alexandra, porque estaba trabajando en la misma ciudad donde vivía y así me quede. Alexandra. No me gusta decir mi nombre de pila, eso a nadie le importa.

 

¿Por qué se cambian el nombre?

En el negocio siempre nos cambian el nombre ya sea por seguridad, por que uno vive en la misma ciudad donde trabaja, para que no lo vayan a llamar a uno en la calle... que pena!, unas se colocan nombre de artistas por que les gusta, otras porque simplemente les gusta ese nombre y otras ni piensan si es bonito o no, solo se lo cambian, pero eso no importa porque uno sigue siendo la misma. Y a quien le importa como se llama uno, a mi me emberraca cuando llegan estos manes y de una te preguntan las mismas babosadas de siempre que porque comencé, que si este es mi nombre de pila o el artístico, que hace cuanto estoy trabajando en eso, como si diciéndole el tiempo vaya a cambiar que este conmigo o no, que si tengo hijos y le digo que no y entonces me dicen que entonces para que estoy metida en esto, ahh! Me sacan la piedra y me paro de la mesa

 

¿Hasta que año estudiaste?

Yo lo valide. Yo sola me pague mis estudios, y ayudaba a mis hermanos, como mi mamá mantenía trabajando, yo era como la mamá para mis hermanos.

 

¿Cómo llegaste aquí a Palmira?

Con una amiga, que conocí en Cartago en el negocio, entonces nos vinimos y vivimos juntas, siempre andamos juntas por seguridad, es que siempre andamos de a dos porque nos cuidamos, o sea, es como un respaldo y para no llegar como la apartada del grupo, tan maluco, además siempre que llegan nuevas se tratan con indiferencia es que hay mucha envidia, en Tulúa a una muchacha le dieron burundanga por quitarle la plata y la mandaron para Cartago a donde ellas Vivian ¿Quiénes le dieron? –pues las muchachas, las otras con las que trabajaba.  En este trabajo hay mucha envidia, tanta que por eso toca andar con compañía para cuidarse, uno nunca sabe que hasta brujería le hagan a uno, por eso también se cambia uno el nombre y como que ni sirve, porque con nombre cambiado y todo se la hacen.

 

¿En el lugar donde trabajan?

Si uno vive allá, pero las que trabaja allí, por que las que vienen por turnos no, a ellas les pagan, les pagan 10.000 pesos la noche y no más. A uno le dan la comida y puede vivir allí.

 

¿Has tenido problemas con clientes?

No, yo no, es que yo soy muy jodida, las mas jodidas somos Tatiana y yo, y cuando yo no quiero algo le digo y me pongo seria y ya, a una pelada si, una gorda, bien hecho…no mentiras que pecado, es que ella me caía mal, una vez yo estaba cuando esa pelada gritaba y gritaba y me meto yo a la pieza de chismosa   y veo a la vieja con la mano en la cara golpeada y con la cara así –simula una cara hinchada- y le dijo al man, “hay no, no, no le pegue, ¿Por qué le pega? Es que a usted lo parió una mujer o un animal” y el dijo – una mujer, -“entonces porque le pega a una mujer una mujer también siente y le duele, no, no ¿que le hizo? Y el man me dice:  Es que esta hijueputa le pague 40.000 y me dijo que me iba a dar culo y ahora me dice que no, a mi me tomas en serio hijueputa –le decía y le pegaba- y yo, no, no le pegue vea que eso esta muy mal, el me dijo –si, discúlpeme no vale la pena esta perra y se fue y yo me fui a seguir en mi labor, cuando llegaron las demás, ya pa`que ya no pasaba nada y no mas me decía que sino me daba miedo a que me pegara por meterme en lo que no me importa y yo les digo que no, que porque me iba a pegar si yo no le había hecho nada y yo no fui la tonta que le dijo que le iba a dar culo. Una vez me fui de multa, por que estaba necesitada por cuadrarme y el administrador me llevo a un motel y yo le dije al tipo que pagara lo de la multa y lo que yo cobraba para que el administrador se llevara la plata y el tipo este nos dijo que el pagaba lo de la multa y se lo paso a willy y que la plata de lo que yo cobraba me lo daba adentro, entonces entre con el tipo y me apunto con un arma y me dijo que le dijera al administrador que el me pagaba mañana y que se fuera, yo no sabia como decirle a willy que ese señor me tenia con un arma, willy se fue y ese señor me encerró  y se quito la camisa y tenia esto (señala el pecho) todo feo como no se, feo, feo así como un leproso y el me dijo que a el no lo querían por eso, que tenia cáncer de piel que no tenia ninguna enfermedad y me dijo que le hiciera sexo oral y que si no se lo hacia me mataba, yo le tengo terror a las armas y ese tipo si que tenia armas, me toco hacerle el sexo oral y me pegaba y me decía que se lo hiciera parar y como se lo iba hacer parar si no hacia sino meter mariguana y perico estaba loco, el a veces me trataba bien me decía que no llorara y que me tranquilizara, pero después cambiaba me pegaba y me amenazaba con armas y me decía que yo era una perra y que no se lo había hecho parar y que el no iba me a pagar, el me decía que me iba a llevar a una finca y que el me amaba y que yo iba a ser su mujer que nos íbamos a casar, yo estaba muerta del susto porque este tipo estaba loco, pero loco; aproveche que el salio un momento para llamar al negocio y cuando por fin puede hablar llego este tipo y se enojo, me tiro a la cama y me decía que me quería llevar a la finca y que si estaba llamando para que arrimaran por mi y me pegaba y me decía perra hijueputa; ese tipo me encerró toda la noche hasta las 6 de la noche del otro día y me saco del motel en una camioneta ya me iba a llevar a la finca y eso me dio una mano de vueltas, hasta que nos encontramos una amistad de el y le dijo que para donde me iba a llevar que si me iba a llevar a la finca a matarme, le decía que no que no me matara, que ya había llevado a tres que ya no matara a mas viejas, nooo estaba muerta del susto y yo le decía al tipo que no me matara que me dejara ir y le lloraba y el me decía – no mentiras, yo no la voy a matar no ve que estoy enamorado de usted, y yo seguía llorando hasta que se compadeció de mi y me dijo - para que vea lo buena gente yo la voy a dejar en el trabajo y me dejo allá. A mi me hizo la del conejo para no pagarme 

 

 

Otra vez…un man que me pago la multa y me llevo a la casa de un tercer piso y el tipo era muy bacano y formal me invito a comer y me decía: mami que quiere, todo bien, hasta cuando empezó a meter perico y yo le dije que me iba a ir ya –para que me diera mas plata- y el man me dio 100 ya me había dado 150 para sacarme y yo también consumía es que uno en estos trabajos le toca meter y volverse con vicios…ah! si, y ese man me dijo que metiera también al mismo tiempo que ellos y me toco meter que me daba 100 mas por meter con ellos y yo le dije que bueno, cuando este man todo loco saco una pistola y le quitó las balas y me la puso en la cabeza yo lloraba y el me disparaba y se reía, cuando me dijo –no la voy a Matar de otra forma y saco un cuchillo me lo puso en el cuello y me iba  tirar por la ventana, ve aquí tengo una cicatriz de la cortada que me hizo–me muestra su cuello- cuando llego un man y le decía que no que no me hiciera nada y el otro decía como loco – es que las mujeres son unas perras, y yo lloraba, y dijo que no me mataba si veía haciéndolo con el amigo que había llegado y a mi me toco hacerlo con el otro, luego me dijo que le hiciera el sexo oral a el y después de eso el hijueputa me puso el cuchillo en el cuello yo estaba toda desnuda y apunto de caer yo le decía a ese man que no me matara y el amigo le decía que no me matara, el amigo se acerco a mi y me dijo que le diera la plata que el me había dado  y yo le dije que la cogiera pero que no me fuera a matar, el se llevo ese man y se lo charlo, hasta que me dejaron ir. Me toco salir casi desnuda a la calle, luego el administrador me dijo que ese man era un matón y que ya no le daba nada matar fufas por placer, la gente le dice que la plata fácil pues si, fácil tener que aguantarse a distintos hombres y sentarse con ellos, no cual fácil. Hace como dos año una muchacha le pagaron multa y no llego al otro día, la encontraron en un motel con un condón con semen al lado y toda apuñalada, como que un man le había mandado hacer la “vuelta” porque le robo una plata. A otra le colocaron un revolver en la cabeza, porque la confundieron con otra, eso se armo la balacera y no se como fue que se voló esa vieja.              

 

¿Qué pasa si eso llega a ocurrir? ¿Quién las defiende?

Aquí, hay como dos o tres hombres, que son el administrador, el mesero y el de la puerta, ellos son los que se meten, pero como dicen vulgarmente si a una puta le pegan todas las putas se le van al tipo a pegarle. Pero cuando a uno le pagan la multa si lo matan, lo matan y ya. Por eso es que a mi no me gusta que me paguen multa, me da mucho miedo, pero si no me he cuadrado me toca irme.

 

¿Entre ustedes se dicen puta?

Noo, pero en recocha uno le dice –ve esta fufu, esta Prosti, pero no puta –con cara seria- nosotros somos trabajadoras sex-suales, es que esa palabra puta es muy fea, cuando a mi un tipo me dice puta yo le digo ah! Sí, tu mamá también o…(se queda pensando)…por ejemplo la otra vez llego un negro feo y entra diciendo ve estas putas, todas son unas perras y como yo ya estaba prendidita porque llevaba como 6 canecas de aguardiente con un cliente, y cojo y le digo –ve, tras de negro, hijueputa y desgraciado, el man me dijo que me iba a pegar y yo le dije – pues venga pégueme, vení a ver como te dejo, y le dije que era tan feo y tan desgraciado que nadie lo podía querer y que ni una puta por plata tampoco iba a fingir, y el mesero se metió, me  cogió y me dijo que no gastara energías en ese negro que ya estaba desgraciado de nacimiento por ser negro y tan feo, que no le pusiera cuidado y el negro al escuchar lo que me dijo el mesero se fue. Uno es trabajadora sexual porque uno cobra por un servicio, por eso es que son mas putas las niñas de casa que se acuestan con el novio y no cobran, solo para que no las dejen, y nosotras si cobra…yo antes de meterme a trabajar si era muy perra, pero no ya no…  tengo novio y si lo hago con otro cobro por el servicio.

 

¿y tu novio que dice?

Mi novio esta en Pereira, aquí no tengo, el sabe en que estoy trabajando, pero a el no le gusta, pero que le vamos a hacer lo hago por mi familia; hay unas que tienen mozo, pero yo no tengo a nadie yo en el día duermo y a las 6:00 cómo y me arreglo, me maquillo, para salir a las 8:00 si sales al salón después de las 8:30 te colocan multa de 5.000 pesos, cada media hora son 5.000 mas, a uno le toca firmar un libro de contabilidad para que ellos sepan quienes están trabajando y para anotar a que hora sale uno a trabajar y colocarle las fichas que uno se haga en la noche, o sea que si uno no firma no existe. A veces cuando uno va a salir a la hora del cierre con el novio, mozo o lo que sea nos toca pagar la multa de salida y nos piden 20.000 pero no la chimba yo solo pago 10.000, no mas y que no me vayan a decir nada porque me voy.   

 

¿Cuanto te pagan por la multa?

Yo pido 150, 110 mil para mí y 40 hay que pagarle por la multa al administrador, y me quedo 3 horas con el cliente, después de las tres horas le digo que me tengo que ir y chao.

 

¿Como haces para agradarle a un cliente, que el se interese en ti?

Pues no, uno le pica el ojo, se le insinúa, le coqueteo, le mando un besito o a veces uno llega coloca música, ¡a mi me gusta colocar la música! Eso me desestreza  y sale uno a bailar en la pista con las otras muchachas para que lo vean y empezamos a recochar a cogernos las nalgas, a bailar pegaditas y sensuales lanzando una que otra miradita traviesa al cliente, y si uno le gusta a un cliente pues el lo llama a uno y lo sienta en la mesa… y uno lo acaricia o le da besos y lo jala para la pieza, uno le dice – entonces que papi, mi amor, mi vida, vení y lo pasamos rico, vení y hacemos el amor bien rico, vení pues, venga que usted me gusta…uno le mete terapia para llevarlo a la pieza y que le pague a uno. uno pone una mirada sensual como provocativa para que caiga… A veces uno llega y le toca el pene y me muevo sensual, o le baila encima y se lo soba,…

 

¿Dejas que te toquen?                   

No, no me gusta si me tocan yo les digo – si, quiere tocar, pues paguen o si se ponen muy manociadores, muy toposos me paro de la mesa y me voy.

Pero a mi no me gusta que me toquen, y menos que me toquen los senos yo los tengo muy bonitos y paraditos para que se me caigan… lo que yo digo apenas entro a una pieza con un tipo, es que no me gusta que me toque los senos, ni la vagina y que culo no doy, ah! Y que se tiene que poner 2 condones, uno le mete terapia los involucra, los envuelve y uno esta con ellos y ya!, me paro de la cama me baño, me lavo y salgo de nuevo al salón eso que lo estén manoseando, no, me da asco. Yo les hago colocar dos condones porque ya me ha pasado cacharros, se han roto y a uno le toca corre a hacerse lavados con soda, uno aquí hasta se vuelve medico para uno mismo, hasta para cuando le pegan a una compañera, aquí cada una tiene algo, una tiene el algodón otra el alcohol y así... para hacer una especie de botiquín para cuando uno lo necesite.

 

¿Qué hablan con el cliente?

De muchas cosas, de su mujer a veces le pregunta a uno que porque se metió a trabajar en eso, que si es que uno tiene hijos y si uno le dice que no pues le dicen que uno no debería de hacer eso, que si es así que trabajemos en otra cosa, eso es muy maluco a veces son muy metidos y para que dejen de preguntar uno les contesta mal y se pone seria o le dice que se aburrió, que se va a ir entonces ello ya dejan repreguntarle, a veces le cuentan que la esposa lo engaño, que se separaron, que la novia lo dejo y uno hay si pobrecito que esto, que si que tranquilo, a veces uno los aconseja, por ejemplo una vez llegaron unos muchachos y me decía que uno la novia lo engaño, otro que la novia lo dejo, y el otro no me acuerdo…bueno, todos estaban despechados y me contaron y los aconseje, les dije que hacer y uno me dijo que si la novia le decía que se casaran pues que el se casaba y yo – ah, si, umm uh! Y luego volvió que se iba a casar y que m invitaba al matrimonio…tan payaso y que voy a hacer allá. ¿le cuentan sobre tu vida ? – no, a mi no me gusta contarles sobre mi vida, ellos le preguntan a uno, a veces uno le cuenta una o otra cosa…pero no todo.        

 

¿Ustedes consiguen novio aquí? 

No eso es un mozo, el mozo es un man que viene y siempre que viene uno lo atiende entonces le gasta, es como un novio, pero…por ejemplo aquí viene un man que es el mozo de una de ellas, ese man viene y toma, se sienta con ella porque sabe que ella esta trabajando y toma trago y le deja las fichas de lo que consumió a ella. Un novio es una man por fuera, el que uno quiere y lo hace y se siente bien, pero hay tipos muy celosos.

 

¿Aquí vienen mujeres? 

Si a veces vienen mujeres…se sienta se toma una cerveza, vienen a criticar y nos dicen que putas, perras…eso es horrible, yo no se para que vienen… a esas viejas las sacan del negocio, para evitar escándalos.

 

¿Son las esposas de clientes?

Si,.. a veces vienen y se sientan a tomarse una cerveza o a esperar a que entren, se ponen a hablar con uno, es mas aquí venia una señora y me invitaba a tomar cerveza, en esas iba saliendo el esposo con otra vieja cogido de la mano y con que amorío, y lo cogió y le dijo un poco de cosas, le pego, eso lo agarro de las mechas y le pego que insultada a la vieja.  

 

Aquí vienen las esposas de los clientes, ¿Qué otras mujeres vienen aquí?

Vienen lesbianas, para que uno les haga un show… o le pagan para que uno se las coma… ¿te ha tocado? Si, dos veces con la misma, pero a mi no me gusta, ella me ha comido pero yo no, si… yo me dejo que ella me haga sexo oral, que me toque, pero yo no hago nada solo me dejo, a mi eso no me gusta. En esos días me toco periquearme para poder estar con ella, yo ahora no meto, solo cuando me toca hacer cosas que solo loca las puedo hacer, jum! Cuando comencé primero me tenia que emborracharme para poder irme a pieza, yo no era capaz, a veces metía perico cuando tenia que irme con un tipo, es que no me sentía bien haciendo eso, además el perico uno no tiene necesidad de comprarlo uno lo tiene a la orden ya sea porque los clientes lo lleven o porque alguna de las compañeras lo compre y empieza a compartirnos a todas, en este mundo eso es lo que mas fácil se consigue, pero yo solo consumí al comienzo porque ya luego no, porque uno no se acostumbra, se resigna y se mentaliza, uno se vuelve ambiciosa y ya lo hace es por la plata, para enviarle a la familia y pagar facturas y comprarse ropita. Yo, al principio trabajaba con tres yines no tenia nada, ni zapatos tenia, ahora si tengo... Pero a otras que trabajan para darle al mozo y otras porque simplemente les gusta. Este fin de semana había una niña menor de edad y nos dimos cuenta porque llego la policía y ella se asusto y nos dijo que esa contraseña que ella tenia era falsa y ella venia era porque quería le gustaba, ella no tenia ninguna necesidad así como la mía, jum a esa pelada la metieron por allá atrás en la ultima pieza para que no la vieran, aquí viene la policía a veces a pedirle papeles a uno ja! Este negocio tiene un memo porque no todas se hacen los controles yo no se si es que ella no tienen amor por ellas misma, pero yo si cada 3 o 4 meses me estoy haciendo con mi plata todos los exámenes de sida, citología, frotis…todos esos. Aquí son muy despreocupados con esos controles pero a mi me gusta siempre estar bien y por eso cuando la policía viene y me pregunta por los papeles les digo que si los tengo y que si quiere se los muestro ellos me dicen que no que no es necesario, pero no yo se los muestro para que sepan que estoy bien y que estoy aliviadita.

 

¿Pagan bien o no?

Si, vé que uno cobra a los hombres 60 o 50, algunas hasta 30 pero eso ya es muy barato, ellas le pagan a uno 100 o 120, hasta 150 depende de lo que uno le haga, por ejemplo ella me dio 100 mil por  30 minutos. 

 

¿Te ha tocado clientes con aberraciones sexuales? 

Si, un man le gustaba que me colocara falditas, que el llevaba y me decía que me agachara y me decía en poses ponerme, y sin necesidad te tocarme el llegaba. A otro le gustaba que me colocara una almohada en el estomago y que me acostara boca abajo y que me moviera de un lado para otro… Un tipo me pagaba por acostarme y hacerme la dormida y me decía que hiciera como si fuera su mujer y que yo estaba con otro y que el me pegaba, el tipo se metía en un rollo todo raro. Esos tipos a veces se meten perico, mariguana o basuco, deben estar locos para pedirnos eso y solo nos pagan para que hagamos eso. Uy eso cansa, que te este diciendo que te movas de una forma y otra, todas las poses de kamasutra, noo eso es muy cansón, uno termina muy cansada, a uno con esos tipo el tiempo es eterno porque no hay ni música ni nada para entretenerme. Ellos como están tan metidos en su película se les olvida el tiempo que ha pasado y a los 15 minutos uno le dice que ya se le acabo el tiempo chao, el pide que me quede mas tiempo y me paga mas.

 

¿Haz llegado a sentirte bien con un cliente?

Haber pienso... No, o si hay un man con el que estuve varias veces y me sentía muy rico, pero del resto no, les tengo como asco, es que aguantarse los olores, el sudor uy no gas.

 

 

Entrevista 2

 

TRASCRIPCIÓN ENTREVISTA

 

¿Cual es tu nombre?

Ivonne Johanna,

 

¿Usas tu nombre en el lugar trabajo?

 Pero me conocen como carmen…es que no piden que nos cambiemos el nombre.

Que edad tienes?

28 años

 

De donde eres?

Yo soy de un pueblito cerca a Santander.

 

Hace cuanto tiempo llevas ejerciendo este trabajo? 

Hace 8 años y mas o menos unos 7 meses, pues cuando me vine al valle a buscar trabajo fue en el 96.

 

¿Cuál fue el último año que hiciste en el colegio?

Mi papa solo me dio hasta la primaria… es que el pensaba que las mujeres eran solo para estar en la casa “mantequiando” y criando niños.

 

¿Por qué  decidiste empezar a trabajar?

Lo que paso es que mi familia perdió la casa y las tierras por una deuda de juego de mi papá, y mataron a mi papá… y nosotros éramos muchos en la casa... somos 7 hermanas y 2 hermanos y cuatro hermanas viven con sus maridos y hay 7 sobrinos, a todos nos toco irnos a una casita pequeña y bien estrecha. Eso era un inquilinato, después un hermano se fue y no sabemos donde esta.

Busque trabajo como mesera en los restaurantes, pero pagaban muy poquito no ayudaba sino para pagar un servicio porque me tocaba por turno y eso no da nada… uhmm… luego me fui como empleada de servicio en esas fincas que hay por allá cerca y eso solo lo tienen para hacer aseo los fines de semana y le dan $10.000 por los tres días. (Viernes, sábado y domingo).

Ahí conocí una muchacha en una finca que se llamaba “Alejandra” y ella me puso charla mientras se fumaba un cigarrillo que ahora se que era “yerbita”, me dijo que ella ganaba muy bien en donde trabajaba que si quería ella me ayudaba a entrar, ella me contó como era el trabajo, que tenia que hacer y cuanto se ganaba…. Pues yo no me veía trabajando de puta... Hasta que le dio un infarto al corazón a mi mamá, ella sufre de artritis y varices, toco hospitalizarla y no teníamos un peso, la busque donde ella trabajaba y llamaron al dueño, a los 4 días el vino, un mono bien parecido y paisa, le dije que necesita un dinero para pagar la hospitalización de mi mamá el me pregunto que si sabia en que me estaba metiendo y yo le dije que si. El me presto los $2.000.000 que necesitaba y me tocaba pagárselos con trabajo, pero lo mas “hp” es que entre mas rápido quería salir de eso, mas me tocaba endeudarme, porque ninguno de mis hermanos trabajaba en ese entonces.

 

Cuando recién empezaste a trabajar ya habías tenido relaciones sexuales?

No, y la primera vez fue muy berraco… Como seria que yo ni novio tenia y ya andaba “pichando” como puta.

 

Como fue el empezar a trabajar en eso?

Eso fue berraquisimo, pues nunca antes había estado con un hombre, dure como 2 años para adaptarme, sufría mucho y me lastimaban. Ya después me tocaba aguantarme y dejar hacer lo que querían.

 

Que has llegado hacer en este trabajo?

Pues de todo, he hecho orgías (varias mujeres y hombres), con varios hombres, con mujeres, por “delante y por detrás”.

¿Y cobras lo mismo por hacer cosas no tan normales?

Si, uno no puede cobrar lo mismo, yo cobro por estar con mujeres con todo (con juguetes) 120 y con hombres por detrás 100.

¿Cuanto cobras normalmente?

30 y si me sacan 80 mil

 

Has llegado a tener como cliente a alguien con aberraciones sexuales?

Si, que les gusta que uno se les orine en la cara y que le unten de caca, que les peguen, que los amarren y uno hacer de todo.

Había un tipo que solo pagaba para verme masturbar, el llegaba solito.

 

Has llegado a trabajar en la calle?

No, es muy inseguro, siempre he estado con mi patrón, además por lo de la deuda.

 

Has llegado a consumir drogas?

Si en varias ocasiones, la primera vez me pagaron multa y me llevaron para una finca yo le dejo en mi pieza todas mis cosita, yo pido mi pago por adelantado y se lo dejo al administrador o lo guardo en mi pieza junto a mis cositas, porque a veces a uno lo roban cuando sale de multa, En esa finca había perico por donde veía y me dijeron que íbamos a hacer una orgía, allí empecé…Yo, todavía meto de vez en cuando, sobretodo meto perico cuando me toca hacer cosas que no quiero, o para no quedarme dormida. Pero nada mas, mis compañeras si se meten su “pericazo” y su yerbita, o lo que les den para “pasarla bien”. En el negocio venden perico y todas esas cosas.

 

Que tipo de seguridad tienes?

En los clubes que tiene mi patrón hay vigilancia en las puertas y en la entrada a las piezas. Cuando uno tiene algún problema solo se llama y ya!

 

Y respecto al sexo que seguridad tienes?

Condón, sin condón no doy nada.

 

El sexo oral lo realizas con o sin condón?

Todo es con condón.

 

Practicas en la mujeres el sexo oral?

Si, con las mujeres es la plata mas fácil que uno se puede ganar. Uno no se desgasta porque no hay penetración ni nada, solo es tocarlas, tener mucha imaginación, utilizando los juguetitos para hacerlas llegar, besarlas.

 

Y sexo anal?

Si, pero no me gusta, he tenido problemas ya con el colon, estreñimiento. Pero pagan muy bien por hacerlo. Me toca periquearme para que no me duela. Eso molesta, cuando voy al baño me duele.

 

Como es el manejo sobre el control de enfermedades?

El patrón le pone a uno reglas, cada 15 días nos manda a hacernos exámenes, de serologia, flujos, frotis… y el de sida si es cada 4 meses.

 

¿Quién los paga?

Pues a nosotras, lo que si nos dan es la alimentación y la dormida. Ellos son muy pendientes que nos hagamos los controles es con fechas y todo, Ellos nos piden los resultados para guardarlos en un fólder.

 

Como es tu estrategia de seducción?

En el club nos dicen que debemos estar con vestidos de baño o con ropa interior, pero a mi no me gusta, pues uno muestra todo y a algunos clientes no les gusta, yo me pongo baby doll, de esos de velito, encaje y cintas. Son más provocativos. A veces nos ponemos vestidos cortos. Uno sale dispuesta a todo, uno se le insinúa mirándolo de una forma picante y de reojo como quien no quiere la cosa,

 

Como bailas con los clientes?

Le bailo sensual, para que le den ganas, uno se deja manosear, pero no mucho. Como para que pique y se deje llevar a la pieza.

 

Te has llegado a enamorar?

Solo en dos ocasiones con el papá de mi hija y con el que estoy ahora.

 

Cuantos hijos tienes?

Una, es una niña se llama Jessenia tiene 4 añitos ahora, es por la única razón que quiero salir de este trabajo, solo la he visto dos veces en 4 años... (Sentimental)

 

Es muy difícil tener una relación sentimental, con tu trabajo?

Si, en este trabajo es casi imposible pues lo buscan a uno es para sexo y para contarle lo mal que le ha ido con la mujer o todos los problemas que tiene, o porque solo quiere estar con uno porque le gusto y ya!, hay otros que te tienen para no pagarte…El papá de mi hija, primero me metió el “cuentazo” que le gustaba y que quería tener algo serio conmigo y cuando quede preñada, se desapareció. No se si vive o se  murió o que,  y ni me importa que será la vida de ese “malparido”. Solo me importa mi futuro y el de mi hija.

Ahora tengo a un señor de 35 años se llama Iván Darío, somos novios hace año y dos meses, el me quiere sacar de esa vida y va a pagar la deuda que tengo con el dueño del negocio; ya tenemos ahorrados $1.500.000 de los $1.800.000 mas intereses que tengo que pagarle.

Aunque yo he ido bajando la deuda poco a poco con trabajo, pues Iván les manda dinero a mi mamá y la niña, y solo tengo que mandar la “plata” de una casita que estamos pagando y lo de la deuda que tengo con mi patrón.

 

En que lugares has trabajado?

He dado muchas vueltas pero por el dueño del negocio que tiene varios clubes en diferentes lugares del país. He estado en la costa, en Medellín y esa si que es una plaza brava y jodida, porque las paisas son unas hijueputas no dejan trabajar, hasta lo chuzan a uno. He estado en Nariño también.

 

Tu familia sabe en que estas trabajando?

No, como se le ocurre, ellos saben que trabajo, pero como mesera de un restaurante que fue el trabajo que me consiguió Alexandra.

 

Que sabes de Alexandra?

Mis compañeras me contaron que a ella la mataron en la costa, el novio entro al club y le dio de balazos, eso fue como a los 3 años de yo entrar a trabajar aquí.

 

Glosario

Babosadas: bobadas, cosas sin importancia que fastidian

Bacano: agradable, divertido

Balacera: disparar diferentes armas de fuego

Cacharros: incidentes  graciosos o incidentes desafortunados

Comido: “me han comido” cuando la persona ha sido penetrada o juega un papel pasivo en la relación sexual 

Conejo: embuste acto de mala fe,  

Cuadrar: económicamente; éxito económico  

Chimba: “la chimba” se dice cuando se refiere que no se deja dominar de otra persona o situación  

Dar culo: se refiere a las relaciones anales 

Envolver: convencer a alguien

Fufas: de fufurufa; refiere a trabajadora sexual

Fufu: de fufurufa; refiere a trabajadora sexual

Gas: cochino, sucio, repugnante 

Involucrar: participar a alguien de algo

Man: hombre, sexo masculino

Manociador: que toca las partes intimas

Mariguana: marihuana

Mechas : “agarrar de las mechas”; agarrar del cabello

Meter: consumir

Metido: persona entrometida

Multa: pago por salir de un burdel con otra

Pa`que: para que 

Pasar rico: rato agradable

Película: “montado en la película”; persona terca que imagina cosas que no son ciertas 

Perico: sustancia psicoactiva 

Periquearme: consumir perico 

Perras: trabajadoras sexuales

Prosti: trabajadora sexual

Puta: trabajadora sexual

Recochar: juego entre personas 

Sacar  la piedra: enojar a alguien  

Sobar: fricción entre dos cuerpos

Terapia: o psicología conversar a otro

Toposo: hombre canson

Vieja: "mujer bonita

Yines ; prenda de vestir jeans

 

* Imagen El beso (1907-1908) de Gustav Klimt

Microsoft ® Encarta ® 2006. © 1993-2005

Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

 

 

 

Principal | Acerca de Nosotros | Internacionales | Ciudad, Arte y Sociedad | El Abanico de Clío | Anacrónic@ Literaria | Anacrónica Filósofica | En tiempo de Colonia | Cinéfil@ | Reseñas | Eventos y Convocatorias | La Caricatura del Mes | Editorial | Convocatoria | El Buzón

Preguntas relacionadas con esta Web, póngase en contacto con

crónica@mafalda.univalle.edu.co, anacronica@hotmail.com, anacronica2@yahoo.es

 

www.univalle.edu.co

Departamento de Historia

Sede Meléndez

Santiago de Cali, Colombia


Última actualización: 19 de Febrero de 2006.